Alumnos

TAREAS ESCOLARES
EVALUACIÓN
ATENCIÓN PERSONALIZADA

Tareas escolares

Las tareas escolares son una parte integral de la relación coeducativa entre la escuela y las familias. Desarrollan la autonomía de los alumnos para trabajar fuera del entorno escolar. Animan a los alumnos a planificar su trabajo y a establecer prioridades para que sean lo más eficaces posible.

Las tareas juegan muchos papeles:

  • Desarrollar la autodisciplina, la responsabilidad y la organización
  • Proporcionar oportunidades para la revisión y la capacitación
  • Preparar el próximo curso mediante la investigación
  • Establecer vínculos entre la enseñanza escolar y la vida real
  • Dar a los alumnos la oportunidad de trabajar en proyectos personales
  • Permitir a los padres participar en el aprendizaje de sus hijos
  • Dar a los niños tiempo para reflexionar.

Anticipación

    • Hacer una búsqueda
    • Tratar de abordar un tema que aún no se ha visto en clase: el condicionamiento, el permitir que se cometan errores.

Extensión de tiempo

    • Creatividad
    • Inventiva: dar criterios de éxito e indicaciones metodológicas.

Recuperación

    • Aplicación del curso, movilización de puntos específicos
    • Saber qué herramienta utilizar
    • Elegir entre varios métodos

Reactivación

Las expectativas de los profesores con respecto a las tareas se especifican al principio de cada año escolar. Los alumnos deben ser conscientes de la naturaleza cíclica de la tarea. Una secuencia de trabajo suele durar tres semanas y es seguida por una evaluación que requerirá revisión.

Para alumnos de CP y CE1 una sesión de trabajo de 10 a 15 minutos es suficiente.
Para alumnos de CE2 a CM2 el tiempo de trabajo debe ser de 20 minutos como máximo.
Para alumnos de ESO la sesión de trabajo no debe exceder de 30 minutos.

La manera más efectiva es dividir la tarea en sesiones pequeñas en lugar de trabajar 30 minutos sobre el mismo tema.

Para alumnos de bachillerato una sesión de trabajo no debe exceder los 45 minutos[para las revisiones, es ideal trabajar en un tema durante 45 minutos, luego tomar un descanso de al menos 20 minutos y trabajar en otro tema durante 45 minutos].

Funciones y Responsabilidades

Responsabilidad del alumno

  • Hacer la tarea requerida en todas las materias,
  • Preguntar sobre las tareas que se deben hacer en caso de ausencia (enfermedad o ausencia) con un compañero de clase, un maestro o en el cahier de textes en línea.
  • Cuidar la calidad de su trabajo personal
  • Hacer las tareas a tiempo
  • Preparar sus mochilas para el día siguiente.

Los padres pueden tener una influencia positiva en las actitudes de sus hijos hacia el aprendizaje. Pueden ayudar a sus hijos de varias maneras:

  • A través de sus consejos y aliento
  • Estableciendo un horario de trabajo que tenga en cuenta las actividades familiares
  • Definiendo dónde se hará la tarea
  • Consultando el libro de texto
  • Verificando que la tarea esté hecha
  • Comprobando que la mochila esté bien preparada y no cargada innecesariamente.
  • Acompañar al niño en sis tareas.

Los profesores se comprometen a

  • Respetar los programas y objetivos del año,
  • Corregir las asignaciones y copias dentro de un tiempo razonable,
  • Comunicarse con los colegas para equilibrar la carga de trabajo
  • Informar y animar a los alumnos a utilizar las herramientas a su disposición: agenda y libro de texto en línea.
  • Entregar las tareas con anticipación tanto como sea posible

Acompañar al niño en sus deberes

No se trata de duplicar el curso impartido en clase, de estudiar sin acompañamiento (para los niños de primaria) o de estudiar sin organización (independientemente de la edad del alumno).

El alumno debe aprender a ser más autónomo desde el comienzo del año escolar. Imponerle  una supervisión sistemática es ineficaz, pero ayudarle a organizarse y ofrecerle, de vez en cuando, apoyo le permite sentirse seguro y progresar con total confianza.

El niño autónomo aprende por sí mismo el método de trabajo que más le conviene. Por otro lado, los alumnos con dificultades de aprendizaje necesitan apoyo para completar sus tareas.

Acompañar a su hijo en el estudio de sus lecciones no siempre es una tarea fácil. También proponemos, a continuación, métodos para apoyar a los padres y a los niños en la realización de los deberes.

El niño necesita un tiempo de transición entre su día escolar y el tiempo dedicado a la tarea.

Cuando volvió de la escuela:

Es mejor no preguntarle sistemáticamente cómo le ha ido el día[él mismo hablará de ello en la cena o durante una conversación].

Necesita un descanso de 45 minutos (al menos) antes de comenzar su trabajo personal en casa. Esta pausa debe ser un momento de placer (merienda, ocio, etc.).

La regularidad promueve el aprendizaje y permite que el niño haga menos esfuerzo para alcanzar el mismo nivel de rendimiento.

Para optimizar las sesiones de trabajo personal, se recomienda:

Siempre coloque al niño en el mismo lugar [si es posible, hágale elegir el lugar donde prefiere trabajar]. Un lugar reservado para el trabajo escolar es esencial. Para percibir los beneficios, el niño no debe realizar una actividad de ocio en el espacio en el que desempeña sus funciones, a riesgo de que este lugar se convierta en un estímulo desencadenante para no trabajar.

En caso de falta de espacio: para realizar una actividad lúdica, basta con mover la mesa y la silla para que el niño no esté en la misma posición o vista que los preferidos para el trabajo). Si el niño está distraído, es mejor colocar la mesa de trabajo frente a una pared.

Para establecer siempre la misma hora de inicio y final para el tiempo de trabajo [el tiempo después de comer no es un buen momento para hacer la tarea, el niño debe ser capaz de tener un período de juego después de la tarea o después de la hora de comer].

Organizar el trabajo personal del niño es una forma de estimularlo, influir en su productividad y, en consecuencia, lograr mejores resultados.

Para mejorar las condiciones de trabajo, se recomienda:

Establecer, una vez por semana (si es posible) un horario en el que cada material aparezca en un color dedicado a él.

Remover de su mesa de trabajo cualquier documento u objeto que no sea útil para el cumplimiento de su deber. En su mesa de trabajo, sólo deben estar los documentos de las lecciones que se deben aprender o los objetos del ejercicio que se debe hacer.

Ejemplo: Hoy el niño tiene una lección de historia que aprender y un ejercicio de matemáticas que hacer. Si lo desea (se le debe dar la libertad de elegir el orden en el que quiere hacer los deberes para motivarlo y animarlo a ser autónomo), empezando por las matemáticas, en su mesa sólo encontraremos los objetos útiles para el ejercicio de las matemáticas (libro, cuaderno, bolígrafo, calculadora, etc.). Una vez que el ejercicio de matemáticas se haya completado, el material debe ser ordenado. Antes de comenzar la lección de historia, el niño se toma un descanso de 10 minutos y toma el material dedicado a su lección de historia (libros, diccionarios, notas de clase, hojas, bolígrafo, rotulador, si es necesario ordenador, etc.).

Se ha demostrado que variar el contenido y crear descansos durante una sesión de trabajo estimula la atención. Tomar descansos durante la actividad intelectual permite una regeneración del cuerpo y la mente con la consecuencia directa de mejorar la capacidad de atención.

La concentración está estrechamente vinculada a la reflexión y la comprensión. Forzar al niño a realizar una larga sesión de trabajo es ineficaz. Para motivar al niño y obtener un trabajo eficaz en un ambiente sereno, se debe considerar un tiempo de trabajo (siempre el mismo).

Para alumnos de CP y CE1 Una sesión de trabajo de 10 a 15 minutos es suficiente.
Para alumnos de CE2 a CM2 El tiempo de trabajo debe ser de 20 minutos como máximo.
Para alumnos de secundaria La sesión de trabajo no debe exceder de 30 minutos.

La manera más efectiva es dividir la tarea en sesiones pequeñas en lugar de trabajar 30 minutos sobre el mismo tema.

Para alumnos de secundaria Una sesión de trabajo no debe exceder los 45 minutos[para las revisiones, es ideal trabajar en un tema durante 45 minutos, luego tomar un descanso de al menos 20 minutos y trabajar en otro tema durante 45 minutos].

Para algunos niños, aprender una lección, especialmente si se les pide que la sepan de memoria, no es un ejercicio fácil. Además, es necesario implementar pequeños trucos para limitar las tensiones y facilitar el ejercicio.

 

Si se trata de hacer un ejercicio:

Lea las instrucciones con el niño y anímelo a decir lo que ha entendido. No lo ayude de inmediato, deje que busque las respuestas en su curso o libro de texto.

 

Si se trata de aprender una lección:

Paso 1: Pida al niño que lea la lección en voz alta (tómese el tiempo necesario).

Paso 2: Pídales que enumeren todo lo que han aprendido o entendido (ser consciente de lo que ya saben los invita a seguir aprendiendo).

Paso 3: Pídales que digan lo que el maestro espera en términos de retroalimentación (la mayoría de las veces, el alumno conoce los criterios del maestro).

N.B. Se puede utilizar el método mayéutica: Se trata de hacer una pregunta y conseguir que el alumno responda por sí mismo. Para que esto funcione, la pregunta está puntuada por los siguientes términos: “cómo”, “quién”, “qué”, “cuánto”, “dónde”, “cuándo”, “por qué”.

Paso 4: Diferentes métodos para aprender una lección:

  • Buscar, escribir o dibujar palabras clave (dependiendo de la edad del niño).
  • Descubrir las ideas principales.
  • Escribir títulos a partir de las ideas principales.

Según su perfil, el niño puede:

  • Dibuje un diagrama de la lección (secuencia de ideas principales).
  • Escriba un resumen de la lección y léalo en voz alta registrándose (para que pueda escuchar la lección -a la hora de acostarse- o cuando se levante).
  • Diga lo que recordó con sus propias palabras.
  • Recite la lección mientras camina.
  • Responder a las preguntas que se le hagan (padres, amigos, hermanos, etc.)

N.B. el niño debe llegar a ser autónomo, pero también necesita saber que sus padres pueden guiarlo si es necesario. Además, después de comprobar que ha entendido las instrucciones del ejercicio y asegurarle que, si es necesario, no está muy lejos, es esencial que se mantenga alejado de la mesa de trabajo.

Es necesario verificar con el niño que su deber es correcto. Felicítelo por el trabajo que ha hecho. Luego pídale que anote sus errores y sugiera que revise los conceptos sencillos al día siguiente [durante la hora de la tarea].

Establezca un hábito (mismo espacio, mismo tiempo, misma duración) para que el niño adquiera automatismos de trabajo.

Organizar sesiones de trabajo cortas (ver consejos según la edad del niño), o incluso espaciadas con pequeños ejercicios (ver abajo). Recordemos que si el cerebro se moviliza durante demasiado tiempo por la concentración necesaria para la tarea, ya no tiene la energía para iniciar los procesos de la memoria.

Haga que el niño diga lo que él o ella ya sabe sobre el tema de la lección. Así ganará confianza en sí mismo y estará más motivado para continuar (no sabía, no entendía, no entendía…) Aprendí, ahora entiendo, sé. Así que tengo la capacidad de aprender de nuevo).

Aplicando el método de los pequeños pasos, es más fácil dividir una tarea en pequeñas tareas (una tarea, un momento) que proceder sin organización, de esta manera, el niño no se desanima y continúa su aprendizaje más fácilmente.

No exceda el tiempo límite, ya que esto puede desmotivar a su hijo durante la próxima sesión de trabajo.

Nunca anticipar el programa dirigido por el profesor en clase para no desanimar a su hijo (debe tomarse el tiempo para asimilar lo que ha aprendido y estar en línea con la progresión pedagógica del programa escolar).

Si el niño tiene dificultad para concentrarse, puede planear una actividad que se divide en varias partes[la actividad comienza de 5 a 10 minutos antes de la tarea, cuando se percibe que el niño tiene dificultad para continuar sus lecciones, se toma un descanso de 5 minutos para reanudar la actividad iniciada antes de la tarea[el tiempo de descanso puede repetirse una o dos veces] el niño termina la actividad al final de la tarea – a menos que prefiera ir a otras actividades].

Para permanecer en un estado amigable con la tarea, la actividad debe ser creativa para poder conectar el trabajo con la expresión creativa.

 

Ejercicio 1: Dibuje espirales de colores (marcadores o lápices) de adentro hacia afuera en el sentido de las agujas del reloj.

El niño elige un color y traza en el centro de una hoja blanca una espiral lo más ancha y larga posible. Luego elige otro color y dibuja una segunda espiral dentro de la primera y así sucesivamente.

 

Ejercicio 2: Crear o colorear un mandala (“Mandala” significa concentración).

El niño crea su mandala[a partir de los 8/10 años] con una brújula, dibuja un círculo (página completa). Dentro de este círculo, dibuja varios círculos espaciados entre sí. En cada círculo, dibuja letras del alfabeto, flores, triángulos, cuadrados, etc. Luego colorea sus dibujos. Para ayudar al niño, se puede mostrar un ejemplo de un mandala.

El niño colorea un mandala ya hecho: puedes descargar un mandala gratis en la página web http://www.mandalas-gratuits.net/) o ofrecerle un libro de mandalas para colorear (puedes encontrar algunos por menos de 10 €).

Se ha demostrado que la actividad física mejora el estado de vigilia y la capacidad de memoria. Es por eso que acompañar la actividad intelectual de su hijo con actividad física puede ser beneficioso.

Ejercicio 3: Algunos niños aprenden mejor al moverse. Párese frente a su hijo (sentado en el suelo o de pie, dependiendo de la edad y preferencias del niño) y tome una pelota. Hazle una pregunta enviándole la pelota. Pídale que le responda devolviéndole el globo (tómese su tiempo).

Ejercicio 4: Su hijo tiene dificultad para sentarse a hacer la tarea. Sugiérale que recite su lección caminando o saltando por la sala.

LA EVALUACIÓN

La evaluación se considera en todas las etapas del trabajo escolar

¿Cuál es su objetivo?

Hacer del alumno un actor en su aprendizaje

Valorar el éxito

Identificar las dificultades

Contribuir al aprendizaje

Hacer el curso más atractivo

Ser una herramienta de diálogo con los alumnos y sus familias.

Permitir que el profesor comprenda mejor a sus alumnos

Permitir que el profesor ajuste el curso

¿Qué tipos de evaluación?

Evaluación diagnóstica

Establecer una progresión adaptada al grupo

Evaluación formativa :

Proporcionar criterios y modelos de éxito

Proporcionar herramientas de autoevaluación

Revisión por pares

Formularios: trabajo en grupo, tareas, presentaciones, pruebas de conocimiento, proyectos, investigación, etc.

Evaluación acumulativa :

Al final de la secuencia

Autoevaluación :

Relacionarse con objetivos conocidos

Conocer sus fortalezas y debilidades

Desarrollar un programa de aprendizaje personal

Hacer de la evaluación una herramienta de aprendizaje

Al principio de la secuencia: hacer de la evaluación un medio para motivar a los estudiantes.

Anunciar las habilidades que se van a adquirir

Anunciar los métodos de evaluación, dar ejemplos

 

Durante la secuencia o al final la corrección es una herramienta de aprendizaje

Evaluar las habilidades anunciadas

Corregir según criterios conocidos y compartidos

Destacando el progreso

Proporcionar retroalimentación constructiva: vías para el progreso

Dar ejemplos de casos de éxito

Dar una clave de respuestas completa

En todos los niveles, son las competencias las que se evalúan.

Desde infantil hasta 1º de ESO, las evaluaciones no se califican, sino que se formulan en forma de competencias adquiridas / en proceso de ser adquiridas / no adquiridas.

A partir del 2º de ESO, la calificación se utiliza como una herramienta de evaluación, no como una sanción. Los profesores se comprometen a

Proporcionar escalas de calificación precisas y basadas en criterios

Proporcionar descriptores de éxito en cada nivel.

 

En Infantil, los alumnos llevan a casa su Cuaderno de seguimiento de los aprendizajes varias veces al año. Los profesores lo completan con un balance escrito 2 veces al año en enero y junio.

En Primaria, los responsables legales de los alumnos reciben un correo electrónico con un enlace para descargar las evaluaciones 3 veces al año, en diciembre, marzo y junio.

En Secundaría, al final de cada trimestre, los profesores entregan a los padres los boletines escolares. Ofrecen una oportunidad para la evaluación y el diálogo sobre los logros de los alumnos.

 

El cuaderno de seguimiento de los aprendizajes (en Infantil) y el boletín escolar son herramientas para el aprendizaje y el progreso. Deben permitir:

 

Evaluar el aprendizaje basado en evaluaciones sumativas

Destacar el progreso

Valorar los esfuerzos: concentración, aplicación, participación

Describir la actitud del niño en clase

Evaluar la organización personal

Evaluar el trabajo personal del niño: calidad y regularidad

ATENCIÓN PERSONALIZADA

El contacto y la comunicación frecuente con las familias es un aspecto crucial de nuestro proyecto educativo. A través de entrevistas periódicas con los padres se lleva a cabo un estrecho seguimiento de cada alumno, de su evolución, fortalezas y necesidades específicas, si las hubiera.

Para cumplir con este propósito, en Infantil y Primaria, cada tutor mantendrá a lo largo del curso, un mínimo de tres entrevistas con los padres. En Secundaria y Bachillerato se tendrá un mínimo de dos entrevistas con la familia. Este número se ampliará siempre que se considere necesario para garantizar la evolución favorable de cada alumno.

Hay que distinguir entre la Vida Escolar, que concierne a todos los actores de un establecimiento y permite la “convivencia”, y el Servicio de Vida Escolar, que es un equipo de personal: un Consejero de Educación (CPE) y un equipo de Asistentes de Educación cuyas tareas y responsabilidades se pueden enumerar de la siguiente manera:

Fomentar un clima de confianza y respeto

– Garantizar la seguridad de los estudiantes

– Asegurarse de que entienden las reglas de procedimiento y hacerlas cumplir.

– Valorar las buenas iniciativas y el buen comportamiento

– Fortalecimiento del sentido de pertenencia

Fomentar el éxito académico de los estudiantes

– Asegurar su asistencia en coordinación con las familias

– Ayudarles en su trabajo personal

– Conectarse con los maestros

– Para el CPE, participar en organismos educativos

Fomentar el crecimiento de los alumnos

– Asistencia en la resolución de conflictos

– Identificar posibles malestares en los estudiantes

– Escuchar sus preocupaciones

– Asesorarles en su proyecto y orientación personal

Promover su autonomía y responsabilidad

– Animar a los estudiantes a participar en proyectos educativos y culturales

– Apoyándolos en su viaje cívico

– Facilitar los órganos de las escuelas secundarias y preparatorias

– Entrenar a los delegados de la clase y a los delegados electos

El equipo desempeña un papel fundamental en la vida de los alumnos y aporta una gran dosis de calidad en el acompañamiento y atención a los alumnos, a sus familias y a la comunidad educativa en su conjunto.

El equipo está formado por un grupo de personas con especialistas en diferentes campos. Este perfil de profesionales garantiza una atención especializada y refleja nuestro esfuerzo por ofrecer un acompañamiento de calidad a los alumnos en su proceso de formación personal, emocional, social y académica.

Plan de Apoyo Personalizado (PAP): problemas de aprendizaje (dislexia, disfasia, etc.).

Proyecto de Recepción Individualizada (PAI): trastornos crónicos de salud (alergias, diabetes, etc.)

Proyecto de escolarización personalizada (PPS): situación de discapacidad

 

PAP PAI PPS
¿En qué casos? Problemas de aprendizaje Trastornos de salud que evolucionan a lo largo del tiempo:

·          Alergias

·          Asma

·          Diabetes, etc.

Minusvalía
¿Quién lo propone? ·          Consejo de  Clase

·          Padres

·          Profesor Titular

Médico Médico
¿Quién decide? El director después del consejo de un médico Médico En Francia: Maison Départementale des Personnes Handicapées (MDPH)

En Palma: Director

¿Quién coordina? CPE CPE Director
¿Qué es lo que contiene? Medidas pedagógicas: adaptaciones y ajustes de carácter pedagógico propuestos por el equipo pedagógico. Qué hacer en caso de un problema de salud: ataque de asma, reacción alérgica, coma diabético, etc. ·          Ayuda humana: AVS

·          Asignación de materiales didácticos

·          Exención de la enseñanza

¿Con qué frecuencia? Actualizado y enriquecido cada año Se renueva cada año Actualizado y adaptado cada año
  1. Acoso y ciberacoso:

El Liceo Francés de Palma tiene en marcha desde el año 2017 un programa de intervención sobre el acoso y el ciberacoso en el que alumnos «voluntarios» son los protagonistas en el proceso de  sensibilización y prevención de los más pequeños. El proyecto, dirigido y coordinado por la psicóloga Shannon De Jesús Argillier pretende no sólo la reflexión y el debate, sino también favorecer el desarrollo de actitudes y hábitos saludables de respeto, empatía y comportamiento prosocial entre el alumnado y toda la comunidad escolar. (ver PDF para más detalles)

 

  1. Educación sexual:

El Liceo Francés de Palma pone en marcha desde el año 2018 un programa de intervención en la educación sexual donde los alumnos más pequeños (CM1 à 6ème) reciben, de forma conjunta con sus profesores principales, algunos talleres. De forma paralela,  algunos alumnos más mayores (5ème à 2de) reciben una formación específica por nivel de las temáticas establecidas por las autoridades competentes de Francia y de España para la posterior exposición a sus compañeros, todo animado por la psicóloga Shannon De Jesús Argillier. (ver PDF para más detalles)

 

  1. Prevención de conductas de riesgo: tabaco, drogas, redes sociales, etc.

El Liceo Francés de Palma propone intervenciones adaptadas a los diferentes niveles (CM2 à la Terminale, como a los padres) sobre las adicciones y las conductas de riesgo, poniendo a disposición la colaboración de diferentes organismos oficiales y no gubernamentales (Policía Nacional, Proyecto Hombre, etc.).

 

  1. Educación para la salud: comida, sueño

El Liceo Francés de Palma desarrollará en el 2019 un proyecto de intervención animado por la psicóloga Shannon De Jesús dónde se tratarán temas tan importantes como la higiene del sueño y de la alimentación para alumnos desde CP hasta 2nde, al mismo tiempo que para sus padres.  (Futura publicación del PDF)

Destinado a los alumnos en riesgo de abandono escolar, ofrece un apoyo regular por parte de un tutor adulto según un protocolo y herramientas comunes.

Destinado a la atención de alumnos con necesidades de apoyo y/o intervención psicopedagógica en este área. El programa se lleva a cabo en Infantil y Primaria.

Destinado a potenciar en los alumnos actitudes de convivencia y formar en habilidades de mediación. Destinado a alumnos de Primaria y de Secundaria.

El Liceo Francés de Palma pone en marcha un equipo de convivencia en el cual alumnos formados por la psicóloga Shannon de Jesús fomentan la colaboración, el conocimiento y la búsqueda de soluciones a los problemas interpersonales en el contexto escolar. El objetivo de este programa, entre otros, es el de reducir los conflictos y, por consiguiente, las medidas punitivas aplicadas en el colegio y que los alumnos participen en la resolución de los conflictos para poder así incrementar los valores del alumnado. (Futura publicación del PDF).